Ideas de negocio : abrir una academia de idiomas. Segunda parte.

Ideas de negocio : abrir una academia de idiomas. Segunda parte.

Ideas para poner mi proprio negocio :  abrir una escuela de idiomas

Por supuesto la inversión es más alta pero sin duda que la ganancia también será mayor. El modo de publicitarse será la misma que en el caso anterior, solo que esta vez, lo más aconsejable es abarcar la mayor cantidad de lugares posibles para publicitarse. Los alumnos llegaran solos pues como mencionamos anteriormente, son muchas las personas que desean aprender un idioma.


Usted puede ofrecer toda clase de cursos: cursos anuales, cursos intensivos, idiomas para negocios, idioma para turismo, idioma para viajero, idioma para personal que trabaja en sector de turismo, idioma para ejecutivos, idioma para niños, idioma para adolescentes, idioma para universitarios. Además de esto, todos los idiomas cuentan con exámenes para evaluar la suficiencia en ese determinado idioma avalado por las Universidades. Por ejemplo, en Inglés encontramos los exámenes FCE, Advanced y CPE, en Italiano están los exámenes PLIDA, en Español los exámenes DELE administrados por España, en Portugués está el CILP o CELPE- bras, en Frances está el DELF y el DALF y así podríamos seguir enumerando los distintos certificados que hay en cada lengua. Pues bien, estos certificados pueden ser otorgados en cualquier academia de idioma, siempre y cuando uno haga las gestiones correspondientes. Ofrecer cursos de esta envergadura es una atracción para muchos jóvenes y adultos que están pensando en vivir en el extranjero e ingresar a una Universidad.

En las academias de idiomas, lo que requiere dinero es la inversión inicial, es decir, la compra de los materiales, los muebles y demás elementos necesarios, pero luego de esto, no hay que reinvertir el capital en otra cosa, a menos claro que uno lo decida, como abrir más aulas, comprar mas pupitres, más libros o más computadoras. Pero si usted considera que por un tiempo puede seguir tal cual está, sin hacer ningún gasto, puede generar una gran ganancia. Lo que sí es un gasto fijo todos los meses es el salario de los demás profesores. En cuanto a esto de los salarios se puede hacer una observación. Muchas academias deciden pagar a sus profesores un porcentaje por cada alumno. Por ejemplo, un 40% de la cuota mensual de cada alumno. Es decir que si un profesor tiene un curso con 5 alumnos y la cuota mensual es de 100 euros por alumno, quiere decir que el profesor cobrará 40 euros por alumno. Al ser cinco alumnos estaría cobrando 200 euros por ese curso, ahora si por esas razones de la vida, un alumno deja el curso, le quedaría menos alumnos; cuatro, y así al siguiente mes ese profesor estaría percibiendo 160 euros. Puede significar un perjuicio para el profesor, pero de ese modo, la academia se asegura que siempre tendrá un 60% de todo el dinero que entre en la misma. Por otro lado, hay academias que le pagan a sus docentes una suma fija por curso, sin importar la cantidad de alumnos. Por ejemplo, tal vez desee pagarle al docente, 300 euros por curso, si ese curso tuviera 10 alumnos, la academia se quedaría con mucho dinero, más que si le pagara por porcentaje. Eso es rentable cuando usted como director de la academia sabe que va a tener una cantidad fija de alumnos. Es por eso que muchas academias fijan un cupo mínimo de 10 alumnos para abrir un curso. Una vez más, usted debe analizar varios factores antes de decidir la modalidad de pago y además las circunstancias locales.

Abrir su propia academia de idiomas es un negocio ideal para sobrevivir en tiempos de crisis, además es un empleo interesante y familias enteras están viviendo de la regencia de una academia de idiomas. No solo esto, sino que además de impartir clases, usted puede tener en cuenta otras vetas como servicios de traducción, de interpretación, subtitulado de películas, capacitación a otros profesores, entre otros servicios.

Además de los servicios que ofrece usted puede aplicar en su academia su propio método de enseñanza. Puede ser un sistema holístico, como se está popularizando hoy en día, un sistema cognitivo o tal vez conductivo, en fin, en lo que a métodos de enseñanza se refiere hay un gran abanico de posibilidades.

Si usted ama enseñar un idioma y hablarlo, lo mejor es trabajar por cuenta propia. Cuando uno trabaja en otras instituciones debe estar bajo el mando de coordinadores o directores que en la mayoría de los casos difieren mucho los modos de trabajar. En cuanto a los métodos de enseñanza podemos decir que hay muchos y usted puede aplicar el que más resultado usted cree que le dará y lo mejor de todo es que puede hacerlo sin nadie que lo cuestione, como probablemente sucedería si trabajara bajo un coordinador.

Abrir una academia de idiomas es algo muy recomendado pues le dará éxito seguro con respecto a ganancias a la vez que usted estará haciendo dos cosas importantes: disfrutando de hacer su trabajo y disfrutando de tener su propio proyecto ya hecho realidad.

 

Fuente imagen :

gotaormina.com

 



Otros artículos :



Leave a Reply